Exprimiendo lo que me llevo del curso…

La entrada que viene a continuación me ha supuesto un pequeño problema, más que de conciencia, de pudor. Durante bastante tiempo he meditado sobre la conveniencia de permitir su publicación o guardármela en el baúl de los tesoros.

Siempre cuesta trabajo tanto las críticas como las alabanzas, en unos casos por que tiendes a creer que son injustas y en otros por que tiendes a creer que son justas, y ser juez y parte no suele funcionar bien. Pero he tomado la decisión de publicárlo, por que como me ha comentado un buen amigo, un blog debe ser vehículo de comunicación y Antonio ha querido decir lo que dice públicamente y yo no soy nadie para impedírselo.

De modo que  ahí va, sólo añadir que tener alumnos como vosotros es el único motivo por el que trabajo, la única razón que impide que tire la toalla, estando el patio como está.

Gracias Antonio

Con 18 años aún me quedan cosas que madurar, y una de ellas es el leguaje, la expresión. Espero que mis palabras muestren al menos una parte de lo que siento, lo que pienso, lo que he aprendido con esta asignatura.

Ya desde el primer momento se planteaba interesante. Una asignatura que combinaba expresividad, creatividad, reflexión, madurez visual y verbal, etc. Y más importante aún era lo que aún nos quedaba por descubrir. Jamás pensé que unas 90 horas de clase de Diseño Asistido por Ordenador (DAO) podrían provocar en mi interior tal entramado de pensamientos, profundas y muy significativas conclusiones sobre todos los ámbitos de la vida, la historia, la humanidad, el mundo…

Bien es sabido que la la relación entre el alumno y la asignatura bien depende del profesor que la imparte. Y cabe decir que sin un profesor como el nuestro, cuyo nombre digo con orgullo, Juan Mejías, habría sido imposible sacarle tal partido a una asignatura, que a simple vista podría implicar únicamente el manejo de programas de ordenador.

Con orgullo, y no poco, pronuncio el nombre de ese no profesor, sino persona. Y me siento sumamente agradecido a Dios, a la vida, por haber hecho posible que una persona asi se alla cruzado en mi camino, y me haya enseñado TANTO.  Aprender es para mi un privilegio, un deleite, y usted los hizo firmes en mi pensamiento. Pero la cosa no se queda solo ahí, no solo reafirmó dentro de mi al parendizaje. Fijó una sólida base de valores, esto es, objetividad, honestidad, relatividad, autorealización… Y tornó estos valores en una forma de vida que te conduce a la felicidad.

Se ha adentrado en mi y ha conseguido sacar de mi interior un gran potencial, algo que me hace sentir vivo, y que me proporciona todo lo que necesito para ser feliz. Me ha hecho ver que aquello que me da la felicidad es el arte, el arte en toda su grandeza. Cuando apreto el disparador de una cámara o, trazo una línea con una pluma estilográfica me siento verdaderamente afortunado de habitar el universo, y olvido que algún dia no podré estar atento a otra cosa que no sea mi salud, o que tendré que afrontar como va falleciendo todo aquel que me rodea observando que mi turno se acerca.

Gracias y mil veces gracias por convertirte en la primera persona a la que desde mi corazón he sentido que debía conocer de verdad. Por convertirte en una persona de la que ni un segundo de mi vida me olvidaré. Pues mi madurar lo has condicionado TU más que nadie, mis valores los has marcado TU más que nadie, y en mi vida te has marcado TU más que nadie.

Sigue asi Juan, cuidate mucho, que en este mundo hacen falta personas como tu. Haces que ir a clase merezca realmente la pena, solo para escuchar aunque sea un par de palabras tuyas. Tus consejos son tesoros a guardar en la memoria.

Para no salirme demasiado del contexto de este blog, animo a todo el mundo a que se adentre un poco en el mundo que a través de esta asignatura hemos visto, mundo del que cuando descubres no deseas salir. Solo es necesario para ello que lo explores con confianza, que te sientas dueño de ese mundo. No vale decir “Es que a mi nunca se me ha dado bien dibujar”. Hay mil formas de arte. Nosotros hemos utilizado la fotografía y, la creación de obras mediante programas informaticos tales como Gimp, Inkscape y Scribus. Después tu mismo puedes extenderte hacia el modo que más agradable te resulte. Conseguimos cosas como las que puedes degustar a lo largo y ancho del blog.

Un saludo a todos.

Concluyo:

Unas de las cosas que me hacen sentir vivo:

– Tener la suerte, de entre tantos millones de personas que hay en el mundo, conocer a alguien como Juan Mejías.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: