La dignidad o como sobrevivir. Dorothea Lange

Año nuevo, vida nueva, curso nuevo, ¿expectativas nuevas?.

Va a comenzar el curso y no sé si podré continuar con esta asignatura, a esto le llaman las autoridades planificación, en cualquier caso, quejarse no sirve de mucho de modo que igualmente continuaré este blog, y ya veremos donde nos lleva.

Empezaré escogiendo una imagen, que no por conocida,  ha perdido en modo alguno la fuerza que la caracterizó desde el mismo momento en que su autora, Dorothea Lange la intuyó antes de asomarse al visor.

Vi y me acerqué a la famélica y desesperada madre como atraida por un imán. No recuerdo cómo expliqué mi presencia o mi cámara a ella, pero recuerdo que ella no me hizo preguntas. No le pedí su nombre o su historia. Ella me dijo su edad, que tenía 32 años. Me dijo que habían vivido de vegetales fríos de los alrededores y pájaros que los niños mataban. Acababa de vender las llantas de su coche para comprar alimentos. Ahí estaba sentada reposando en la tienda con sus niños abrazados a ella y parecía saber que mi fotografía podría ayudarla y entonces me ayudó. Había una cierta equidad en esto.

Madre emigrante

Realizada en 1936 esta imagen es una de las seis que tomó la autora durante su visita a Nipomo, California, recordemos que estamos sumergidos en las consecuencias del crack del año 29, a lo que ha seguido unos años de muy pocas lluvias, malas cosechas y tormentas de arena que han asolado grandes extensiones en el sur y centro de los Estados Unidos, muchos agricultores han perdido sus tierras y casas, convertidos en peones agrarios emigran de zona en zona en busca de trabajo.

lange1

lange2

lange3

lange4

lange5

lange6

En la serie completa podemos observar como la autora se centra cada vez más en el elemento humano, como va acercándose a la madre, obviando incluso algunos elementos que podría añadir sentimentalismo a la imagen, desaparece el lugar, desaparece incluso algunos de los hijos de la madre, y finalmente queda la mirada.

Con independencia de la técnica, o del “posado” o de cualquier otras circunstancias que suelen rodear los análisis de imágenes, en ésta al final solo queda una mirada, y eso es suficiente, solo queda una verdad. Yo lo llamo dignidad, tal vez esté equivocado.

Por cierto ella se llamaba Florence Owens Thompson.

“Te cuelgas la cámara en el cuello así como te calzas los zapatos y ahí está, un accesorio del cuerpo que comparte la vida contigo. La cámara es un instrumento que enseña a la gente cómo ver sin la cámara.”

250px-Dorothea_Lange_pledge_of_allegiance

lange2650

pobre-lange

DorotheaLange_1939_FSA

trytrain

Anuncios

Un pensamiento en “La dignidad o como sobrevivir. Dorothea Lange

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: