La retórica visual o el arma de los inteligentes

Según San Wikipedia, entendemos por retórica básicamente el estudio de los procedimientos y  técnicas que usa el lenguaje a fín de incrementar las funciones del mensaje, de ser meramente comunicación pretendemos añadir una función persuasiva o estética a ese mensaje o a esa comunicación.

En el lenguaje verbal puedo decir que dientes más bonitos o las perlas de tu boca, en el primer caso comunicamos, en el segundo seguro que como mínimo obtenéis una sonrisa.

Con la imagen pasa lo mismo, dado que es un lenguaje (aunque diferente en algunos aspectos del verbal) también podemos usar las llamadas figuras retóricas para que las imágenes además de comunicar e informar, seduzcan o embellezcan.

No se trata de producir imágenes bellas o al menos no solo eso, sino de producir imágenes que transciendan lo inmediato , un ejemplo la obra del gran Chema Madoz:

La imagen alcanza otros niveles, y aunque os suene cursi, yo lo siento así, la imagen produce autentico placer al intelecto (eso que no solemos usar demasiado, ya se sabe, la vida es complicada y no tenemos tiempo… 😉 )

Para “jugar” a este juego, los jugadores utilizan  las llamadas figuras retóricas, basadas, recordad en el arte de persuadir, y para ello recurrimos a argumentos de diversos tipos: éticos (por que es lo correcto), emocionales (por que te lo dicta el corazón), y racionales (por que es lo sensato y lógico). _según Juan C. Dürsteler_

Las cartas de este juego más habituales, que no las únicas, son :

La Aliteración

Anáfora, repetición intermitente de una idea (como en esta fotografía de una instalación de Mary Jo LaFontaine

Sinonimia, una figura de similitud, distinta forma pero igual significado, como esta obra del Equipo Crónica

Similitud, de forma que no de contenido:

Obra de Chema Madoz

Antítesis, oposición a nivel de forma

Obra de Oliverio Toscani

Paradoja, acercar dos ideas en apariencia irreconciliables

Obra de Chema Madoz

Obra de Man Ray

Elipsis, supresión de ciertos elementos de la imagen, para hacerlos más patentes:

Obra de Magritte

Sinécdoque, sustitución de una parte por el todo, o viceversa (en este caso el ejemplo está cogido por los pelos, representamos Paris por la torre Eiffel, pero es que me encanta esta obra de Javier Jaén)

Hipérbole o exageración

escultura de Oldenburg

Metáfora, identificar dos términos entre los que existe una semejanza, pero multiplicando el significado de los terminos, la suma es superior a la unión de las partes.

obra de Chema Madoz

Alegoría, es una metáfora continuada

Anacoluto, hipérbaton, … os quedan cosas que investigar. 😉

Manuel Álvarez Bravo y el realismo mágico de Pedro Páramo

Desde que leí Pedro Páramo de Juan Rulfo no puedo evitar pensar en esta novela cada vez que veo las imágenes de Manuel Ávarez Bravo, su obra, una de las cimas de la fotografía a nivel mundial destila ese aire que en la novela se muestra y desaparece, es un realismo lírico, a pesar de la crudeza de algunas de sus imágenes.

Éstas consiguen llevarnos un poco más allá, desarrollan un áurea no identificable, un ambiente donde no termina de aparecer claro lo que es real de lo que parece fantástico, a eso le llaman realismo mágico.

Imágenes en apariencia simples, pero solo en apariencia, con un sentido compositivo magnífico:

y una fina ironía, una manera de VER y de MIRAR únicas:

Autores como Tina Modotti, Cartier-Bresson, Paul Strand le conocieron y admiraron su obra, una relación recíproca que podemos observar en algunas de sus instantáneas:

Obra de Manuel Álvarez Bravo

Obra de Tina Modotti

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.