Acerca de la luz y el tiempo,reflexiones de una tarde de Otoño

Será que es Jueves, y estoy muy cansado, o que el otoño no termina de aterrizar pero estaba yo pensando, que no deja de ser curioso que para que una fotografía salga correctamente expuesta (y entendemos por ello un nivel aceptablemente alto de negros, grises y blancos) es necesario una concordancia entre luz y tiempo. Más allá de que originariamente las primeras fotografías necesitasen ingentes cantidades de luz, e ingentes cantidades de tiempo (horas), y que la evolución técnica abreviase definitivamente estas necesidades hasta extremos inimaginables, pensaba que es curioso que en nuestro devenir diario hayamos seguido esta misma senda de la aceleración y la premura.

Y al mismo tiempo no deja de resultar paradójico, como la propia fotografía, y gracias también a esa evolución técnica, ha podido frenar en seco, detener el movimiento perenne y mostrarnos una realidad, ¡que no es real! más que la duración del parpadeo de un ojo, mostrándonos un discurso discontinuo, una apariencia que es tan real como irreal , una fractura en el continuo tiempo como diría mi profesor de regreso al futuro .

Simultáneamente un simple acto de voluntad, bajar la cadencia o velocidad de obturación de nuestra cámara y la vida se nos vuelve confusa, etérea hasta llegar a desaparecer. El movimiento y por tanto la vida ya no son instantáneas que vemos al otro lado del visor.

Si aceleramos, detenemos un mundo más real que la propia realidad, si desaceleramos, la vida se nos escapa.

Una paradoja, triste y bella para una tarde de un otoño que no llega. Y una reflexión que tendreis que hacer, y para muestra un botón: Sugimoto, el etéreo Sugimoto

 

hiroshi-sugimoto-397-homo-ergaster

 

sugimoto_historyoflife_cromagnon_72dpi_20cm_(site)

sugimoto_historyoflife_Devonian_Period_72dpi_20cm_(yg)

sugimoto-diana-art21-pbs

 

sugimoto-photo-005

Anuncios

Obturador o la realidad transformada

Tercera entrega de vuestros trabajos con el obturador como protagonista, ésta es la selección, algunos trabajos me recuerdan a Jacques-Henri Lartigue, por la forma en como habeis exprimido la técnica de vuestras cámaras, al extremo de casi romperlas (las distorsiones que aparecen no son producto de software de ningún tipo).

jhlartigue05

Y de nuevo mis felicitaciones:

fotoss-cecii-0761

Obra de Cecilia A.

sdc10125

Obra de Mª Adoración “Doris” R.

foto-parada-11

Obra de Elisabeth R.

2

fotografia-digital-1

Obras de Francisco Javier R.

pb190331

Obra de Gema M.

2008_1024toniboda50005

abstraccion

Obras de Jesús G.

3

Obra de Salvador “Boris” G.

El obturador, la velocidad de la bala

Hace unos días hablamos del diafragma, hoy toca el segundo pilar de la técnica fotográfica, el obturador.

Santa Wikipedia lo define como :” el obturador es el dispositivo que controla el tiempo durante el que llega la luz al elemento sensible (película o sensor). Junto con la abertura del diafragma, la velocidad de obturación es el principal dispositivo para controlar la cantidad de luz que llega al elemento fotosensible.”

Recordad la metáfora de la bañera, uno de los grifos es el diafragma y el otro el obturador, controlándolo podemos detener el instante:

bda668obra de bda668

nebarnixObra de nebarnix

rouwkemaObra de Rouwkema

O bien si lo preferimos dejar que el tiempo pase despacio, con lo que dejaremos el rastro del objeto, no el objeto propio, de muestra un botón:

cameraoneobra de Camera One

jurvetsonObra de jurvetson

magic-manObra de Magic Man

Las cifras habituales que podeis encontrar en vuestra cámara, expresan segundos o fracciones de segundo, la tabla de más abajo muestra las habituales en una cámara como las vuestras.

Valor Tiempo de exposición
B mientras se pulse el disparador
30″ 30 s
15″ 15 s
8″ 8 s
4″ 4 s
2″ 2 s
1″ 1 s
2 1/2 s
4 1/4 s
8 1/8 s
15 1/15 s
30 1/30 s
60 1/60 s
125 1/125 s
250 1/250 s
500 1/500 s
1000 1/1000 s
2000 1/2000 s

Finalmente señalar que además del diafragma y el obturador tedríais que tener en cuenta la sensibilidad de la película o en vuestro caso el ajunte de sensibilidad del sensor, pero eso es ya otra película que veremos más adelante.

Y para terminar un ejemplo de la magia que puede convocar la imagen fotográfica cuando se conocen la herramienta y se tiene ingenio, intuición y ganas de ver el mundo con otros ojos, la obra de Alexey Titarenko

alexey-titarenko-ciudad-de-sombras

city_pict2a

city_pict3a

city_pict5a

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.