La cámara fotográfica o el cajón sin luz

Empezamos las clases y no cabemos de modo que estrategias al poder y sobre todo imaginación, mucha imaginación (algo de lo que adolece claramente la administración).

Empezamos las clases con un acercamiento al aspecto físico, la cámara, algo que creemos conocer por que siempre se dispara en automático, de momento no importa, pero conviene ir conociéndola,  para ello, además de las explicaciones que vimos en clase,  aquí teneis un documento en pdf para que lo imprimais y así lo tengais siempre cerca, es de una cámara reflex (slr) pero ya comentamos que en esencia es lo mismo, también para aprovecharnos de las nuevas tecnologías que ofrece la web os dejo este enlace a microsiervos, donde hay un simulador de cámaras para ir comprendiendo su significado y funcionamiento.

En el aspecto no físico, dejamos claro desde el primer día que la cámara no es lo importante, sino la persona que la usa y la cabeza que tiene, la idea que tiene, la visión que tiene, una fotografía no es más que la porción de realidad que escogemos mostrar y eso es lo que hace que sea o no valiosa una imagen.

El grupo se ha divido en dos partes, retratos y paisajes, y ya hemos visto algunos autores que volvemos a colocar aquí para que los repaséis, miréis y aprendáis:

Alexander Rodchenko y su sentido de la composición, la búsqueda de nuevos puntos de vista:

Ansel Adams, el paisaje como búsqueda de la belleza, y el truco de no colocar nunca el horizonte en mitad de la imagen:

Y por último, de momento para completar y ayudar a los “retratistas” la figura de Walker Evans, imágenes sencillas, donde lo importante no es salir guapo o guapa, sino transmitir eso tan difícil de ver que llamamos humanidad:

Recordad, la mirada del retratado eso es lo que debemos mirar.

Blog de WordPress.com.